Home.png

Blog SAN CRIS CON

Literatura gráfica, el cómic a través de sus eras.

Hoy en día, México sufre una crisis, pero esto es debido a que su pueblo ha perdido su pensamiento crítico, y en un país con un gobierno ignorante y una población manipulable, no hay avance. Todo esto, en parte, es porque la gente no lee. Un estudio de la UNAM indicó que el promedio de lectura de un mexicano es de dos punto nueve libros por año. Mientras que en países como Finlandia, leen en promedio cuarenta y siete libros por año. Lo cual, si lo comparamos, resulta increíble. Eso tal vez apoye a la frase de John Steinbeck que dice: “Por el grosor del polvo de los libros de una biblioteca pública, puede medirse la cultura de un pueblo”.


Muchas veces la gente no lee porque no conoce bien los tipos de lecturas existentes y solo se han topado con lecturas aburridas que les han dejado una mala impresión de los libros. Pues el mundo de la literatura ofrece muchas opciones, todas muy variadas y diferentes. Una de ellas es la literatura gráfica, o cómo se le conoce de otras maneras: el arte secuencial, el noveno arte, las novelas gráficas o el cómic.


Durante las últimas décadas el nivel, tanto narrativo, como gráfico de los cómics se ha incrementado, de tal manera que muchas de estas grandes historias han trascendido la barrera del papel y la tinta y han ido más allá, incursionando en medios como la radio, el cine, la televisión y el internet.


Mucho de esto se debe a los cambios que el cómic ha sufrido a través de sus “eras”. Así es, las eras del cómic lo han ido definiendo hasta lo que es hoy, un arte establecido y considerado por muchos, parte de las bellas artes.


Al inicio, en la “Era Dorada” de los cómics, sus historias, muchas de ellas pioneras en este género, llenaban de ilusión al lector y en esos años, la década de los 20s y los 30s, el cómic llego a adquirir muchísima popularidad en América y en Europa. En esos días, con la tecnología actual vislumbrándose solo en sueños, el cómic era la forma de entretenimiento más barata y accesible, era como el videocasete o el DVD de la época.


La era dorada de los cómics vio nacer al primer superhéroe, Superman, en el ahora lejano “Action Comics #1” de 1938, y después de él vino la gran oleada de superhéroes que empezó a inundar los quioscos y a acaparar el género del cómic, dejando a un lado las historias que habían ganado popularidad, como las historias Western (de Vaqueros) o las de detectives. Con la aparición de la Alemania Nazi, los superhéroes fueron a la guerra. Esto hizo que cuando la Segunda Guerra Mundial finalizara muchos títulos enfocados al género bélico, entre ellos algunos superhéroes, desaparecieran.


A esto vino la Época Oscura en el cómic, lo que hizo que el género mostrara un declive, tanto en sus ventas como en su calidad. Los superhéroes ya no eran populares y las historias empezaron a enfocarse en géneros como el terror y la fantasía infantil. En el caso del comic de horror, sus historias empezaron a salirse de control, títulos como “Tales From The Crypt” (Cuentos de la Cripta) y “The Vault of Horror” (la Bóveda del Horror) empezaron a poner en sus portadas demasiada sangre, violencia y decapitaciones. Esto hizo que algunas personas se molestaran, en especial el psiquiatra Fredric Wertham, que impulso un movimiento en estados unidos para acabar con el cómic. Esto dio como resultado, no el fin de las historias ilustradas, pero si un código de ética y moral que mantendría al cómic, de cierta manera, censurado durante muchos años, el famoso “Comics Code”.


Este código hizo que el contenido de las historias perdiera calidad y empezara a perder seriedad. Aquí es cuando podemos ver a Superman salvando gatitos de los árboles o a Batman y Robin irse de día de campo mientras el Acertijo trata de arruinarles el día, aunado a esto, la serie de televisión de Batman, interpretada por Adam West, que tenía una temática cómica, hizo que el cómic perdiera aun más su credibilidad.


Pero entonces vino la “Era de Plata”. Aun se debate si lo que marco el inicio de esta era fue la primera aparición de Flash en el ahora clásico “Showcase #1” de Carmine Infantino, o el surgimiento de Marvel Comics, con el “Fantastic Four #1” de Stan Lee y Jack Kirby. Como fuere, ambas historias mostraban propuestas frescas y diferentes, pero algo que marcó en verdad esta Era, fue la propuesta de Marvel que traía héroes imperfectos y que enfrentaban lo mismos problemas que la gente normal; cosas como la renta, el trabajo o los problemas amorosos aquejaban a estos personajes, y eso los hacía más parecidos a los lectores que rápidamente se identificaban con ellos.


El surgimiento de la “Era de Bronze” del cómic se da en los 80s con historias como “The Dark Knight Returns” de Frank Miller, o “Watchmen” de Alan Moore. Estas historias mostraban de una manera cruda y sin censura el mundo de los superhéroes, pero puestos desde ángulos anteriormente insospechados. Desde ese momento, los cómics empezaron a surgir de nuevo, ahora con temas más serios. El noveno arte hoy en día tiene un público predominantemente adulto. Esto gracias a que las historias tienen más contenido, mejores guiones, diálogos más interesantes, dibujos mas estilizados y formatos más adecuados al mundo moderno.


Incluso algunas de las novelas gráficas de hoy en día compiten fácilmente en calidad con muchos libros. Tal es el caso de la novela gráfica titulada “The Sandman” de Neil Gaiman, que fue galardonado con el World Fantasy Award (Premio Mundial de Fantasía), ganándole a muchos libros de fantasía y colocándose a la par con escritores de la talla de J. R. R. Tolkien (Señor de los Anillos) o J. K. Rowling (Harry Potter).

En los noventas surge la “Era Moderna” donde el cómic evoluciona a la par del mundo, las convenciones de cómics como San Diego Comic Con que reúnen a millones de personas durante un fin de semana y generan millones de dólares ponen al noveno arte como algo popular de forma global. Historias como “La Muerte de Superman” (1992) atrajeron a un nuevo público lector y con ello la demanda de más superhéroes, lo que catapulto a estos personajes a la televisión y después al cine, creando toda una industria y un género que vendría a revolucionar no solo la forma como vemos el cine, sino el entretenimiento en general, sobre todo de la mano de compañías globales como Warner Bros. O Disney. Esto hizo que los personajes de las películas interesaran a las nuevas generaciones y muchos de ellos se animan a leer por motivación de saber más sobre los personajes favoritos que ven en las películas.


Los cómics nos ofrecen una gran cantidad de opciones de lectura, para todo tipo de personas, ya que los superhéroes, aunque popularizaron el formato, solo son un género de muchos más que existen en este medio tan accesible que es el cómic. Además de que leer cómics incrementa nuestro acervo cultural, mejora nuestra habilidad lectora y alimenta nuestra imaginación. Así que pueden ir a su puesto de revistas, o en línea según sea el caso y buscar alguno de los títulos que se publican actualmente en México, ya que el noveno arte ha resurgido en el país y estamos, hoy por hoy, viviendo un “Boom” del cómic, como cada cierto tiempo, pues al parecer es un medio atemporal que se disfruta de generación en generación.


Lean algún cómic de vez en vez y quizás podrán inspirarse y, como Superman, llegar, arriba, arriba y muy lejos.


Fuentes:

La poca lectura de libros, una trayectoria de dos sentidos: http://rev-ib.unam.mx/ib/index.php/ib/article/view/4142/51495


Finlandia, el país que ama los libros: https://www.uv.mx/lectores/libros/finlandia-el-pais-que-ama-los-libros/#:~:text=Y%20no%20solo%20es%20la,(en%20Espa%C3%B1a%20son%2010).


Schwarz G. GRAPHIC NOVELS. Curriculum & Teaching Dialogue


Hughes J, King A, Perkins P, Fuke V. Adolescents and "Autographics": Reading and Writing Coming-of-Age Graphic Novels. Journal Of Adolescent & Adult Literacy


Baird Z, Jackson T. Got Graphic Novels? More Than Just Superheroes in Tights!. Children & Libraries: The Journal Of The Association For Library Service To Children [serial online]. Spring2007


McCloud, Scott. Understanding Comics: The Invisible Art. 1st HarperPerennial ed. New York: HarperPerennial, 1994.


Schumacher, Michael (2010). Will Eisner: A Dreamer's Life in Comics

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo